Home -> FanWorks
Hola Visitante   Registrate   Logueate
Información
Personajes
Capítulos
Ovas
Películas
El final
Cómic final
Imágenes
Música

Interactivos
Foro
Juegos

FanWorks
Fanarts
Fanfics

Downloads
Escritorio
Salvapantallas
Winamp skins

Momentos


Deseos reprimidos

sakurita saotome
Hola queridos lectores este es un Fanfic que compuse pensando en todos aquellos fanáticos de la mejor pareja del anime: Ranma y Akane; les advierto que es un lemon así que si nos les gusta el hentai les aconsejo que no lo lean, todo esta en tus manos.

Este es un trabajo sin animo de lucro solo es para divertirlos a ustedes; todos los personajes son propiedad de Rumiko Takashi.

Solo me resta agradecer a todos mis amigos que creyeron en mi y pues es mi primer Fanfic así que espero que les guste ^^. Disfrútenlo!!!! :D

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Un día como cualquiera en Nerima y una escena típica, Ranma persiguiendo a Happosai por intentar robar las pantaletas de Akane y Akane con su martillo tras Ranma para castigarlo por pervertido.

Ranma: Regrese viejo libidinoso, me las pagará.
Akane: Ven acá Ranma, eres un pervertido...
Shampoo: Nihao Ranma
Ranma: Shampmhm...

Shampoo estaba besando a Ranma cuando Akane llegó. Akane quedo paralizada ante lo que estaba pasando, ella no lo podía creer, sintió que su corazón se destrozaba en pedacitos y lo único en lo que logró reaccionar fue en decir:

Akane: Ranma No Baka!

Seguido del golpe de su martillo.

Tarde reacciono Ranma cuando Akane ya se había marchado rumbo a casa o donde fuera, lejos de Ranma, completamente desilusionada.

El trataba inútilmente de safarse de la molesta chinita quien no lo dejaba ni respirar...

Mientras tanto Akane caminaba sin rumbo por las calles de su vecindario sin saber si entraba o no a casa, no quería preguntas de Papa y Tío Henma ni comentarios estúpidos de Nabiki así que decidió dar vueltas sin sentido pensando en lo que había acabado de ocurrir y recordando cada momento que había pasado con él desde que lo conoció esa atracción que ocultamente sintió desde el primer día en que lo vio y esa emoción que inundaba su corazón cada vez que la libraba de un problema, ese corazón, su corazón que ahora estaba destrozado; había pasado por muchas circunstancias parecidas en ocasiones anteriores ver a Ranma entre los brazos de Shampoo pero se le había agotado la paciencia y ya no aguantaba mas esta era la gota que había derramado la copa. Mientras tanto a estas alturas Ranma había logrado quitarse de encima a la fastidiosa amazona y recorría las calles de Nerima tratando sin éxito de encontrar a Akane para ofrecerle una explicación y aunque el sabia que Akane no se las escucharía él se sentía en la obligación de dárselas.

Después de horas de intentos fallidos por encontrarla, Ranma opto por regresar a casa y rogar que Akane se encontrara ya allí, pero sus esperanzas no sirvieron ya que al llegar a casa solo encontró a Kasumi preparando la cena, la busco en su habitación, en el dojo, y en cada rincón de la casa que se le ocurrió hasta que comprendió que su novia aun no regresaba...

Akane solo regreso para la hora de la cena, hora en que ya todos habían regresado. Entro como si nada hubiera pasado, saludo a todos con una gran sonrisa en su rostro, sonrisa que ponían aun mas nervioso a Ranma; todo siguió normal excepto por un pequeño detalle, Akane no le dirigía palabra alguna a Ranma.

Así pasaron los días sin que la familia pudiera descifrar el por qué Akane le había impuesto el castigo de indiferencia a Ranma y Ranma sin poder hacer nada para hacer cambiar de opinión a Akane.

Pero la historia cambiaria, un día en que todos decidieron, por causalidades de la vida, salir y dejar la casa sola a cargo solo de Akane y Ranma. El señor Shoun y el señor Henma irían a entrenar a la montaña junto con el maestro Happosai , Nabiki saldría con unas amigas y se quedaría en casa de una de ellas y Kasumi salió muy temprano en la mañana de viaje para otra ciudad (quien sabe a que) El hecho es que Akane y Ranma tenían la casa para ellos solos toda la noche.

Pero que iba a hacer Ranma con Akane solos en la casa si ella ni le hablaba??? Bueno pues tendría que idearse la forma para que Akane cambiara de actitud o lo volvería loco, mas loco de lo que ya lo había vuelto en estas tres semanas en que no le había dirigido palabra.

Por cosas del destino y de Shampoo, Ukio, Codashi y otras mas... Ranma no pudo regresar a casa a tiempo para solucionar las cosas con Akane y por el contrario su regreso se aplazo hasta las horas de la noche.

Pero... que hay de Akane?? Bien pues ella no perdía el tiempo, se quedo sola en casa y se dedico a evocar recuerdos entre lagrimas que no cesaban de salir de sus ojos y por extrañas razones el único recuerdo que pudo evocar su mente era la escena tan espantosa para ella de haber visto a Ranma y a Shampoo besándose aquel día hace ya tres semanas desde el primer instante que su mente recordó aquel cuadro no pudo evitar quedar confundida entre sentimientos de celos, rabia y amor... y aprovechando su soledad y ayudando que estaba como loca descubrió una botella de sake que su padre guardaba para celebraciones con el señor Saotome y sin pensarlo dos veces empezó a beber su contenido.

Cuando Ranma logro por fin volver a casa, conciente de la hora que era decidió entrar muy silenciosamente y por la puerta trasera, pero lo que el no sabia era que alguien lo esperaba...

Ranma: niñitas estúpidas cuando entenderán que la única mujer que me interesa es.....
Akane: Hola!!
Ranma: Akane!!! Ho...Hola “creí que no quería hablar conmigo”
Akane: puedo saber por qué llegas tan tarde???
Ranma: este..ehhh... pues... la verdad es que...
Akane: no te molestes en decirlo me imagino estuviste con alguna de tus prometidas... bien adiós!!
Ranma: espera Akane
Akane: si dime...
Ranma: este.. pues... es que...

Ranma no entendía lo que estaba ocurriendo, Akane estaba tan contenta, no le había gritado ni golpeado, esto estaba raro; sin embargo el sabia que ella había estado llorado, lo podía notar en sus rojos ojos, pero decidió no hacer comentario alguno para evitar problema. Pero... porque ahora estaba tan sonriente?.

Esa sonrisa que dibujaba su rostro, una sonrisa que no había visto ofrecerle a él desde aquel incidente, esa sonrisa la hacia ver tan linda, causaba que a Ranma se le pusiesen los pelos de punta.

Ranma trago saliva, ya no sabia que era lo que iba a decir, trato de controlarse y de pronunciar algo para disimular pero no salió palabra alguna de su boca. Estaba embobado viendo a su diosa frente a él con ese vestido amarillo(un conjunto que Akane tiene de una faldita muy corta por cierto y una blusa desmangada) que tanto le encantaba, todo esto acompañado por la oscuridad de la habitación y el rayo de luz de la luna que caía sobre el rostro de su prometida la hacían ver perfecta.

El silencio tenia que acabar algún día y fue Akane quien lo saco de sus pensamientos y fantasías.

Akane: Ranma pasa algo? Me querías decir algo?
Ranma: Ah? Este.. ah! Si es que... pues.. yo quería hablar contigo ... de lo que paso el otro día.
Akane: El otro día?? Akane parecía no saber de lo que Ranma estaba hablando.
Ranma: Si... lo que paso con Shampoo.
Akane: Ah! Eso.

Su cara pareció tomar una expresión de tristeza pero casi inmediatamente dibujo una sonrisa en ella y como si nada le importara se alejo diciéndole “no te preocupes”.

Seguidamente de sus palabras Akane se retiro a su habitación sin darle tiempo a Ranma a que la detuviera siquiera. Pero Ranma la alcanzo casi al terminar las escaleras y con una expresión mas bien de enojo y ya no de preocupación.

Ranma: Como así que “no te preocupes” ???!!!

Akane siguió su camino como si no fuera con ella, acto que a Ranma le causo gran impresión pero ella no lo iba a dejar con la palabra en la boca así como así.

Rápidamente y con gran agilidad Ranma la alcanzo en la puerta de su habitación, la tomo de un brazo y la giro hacia él obligándola a que lo mirara a los ojos; seguidamente y tomándose mucha confianza rodeo la cintura de la muchacha con su mano izquierda y la arrimo a él muy muy cerca, el nunca había visto los ojos de ella tan cerca y como siempre solía pasar aquellos ojos lo hicieron entrar de nuevo en una especie de shock. Akane estaba mas que enojada asustada su rostro reflejaba un asombro por lo que su prometido acababa de hacer mezclado con ese encanto, ese hechizo que el causaba en ella sus ojos brillando, ese nudo en la garganta, ese vació en su estomago, trago saliva y sintió el aliento de su hombre tan cerca de su rostro que fue imposible resistirse a actuar ella también y seguirle el juego dejando a un lado los rencores, los prejuicios o la timidez; ayudada además por las pocas copas de licor que antes había ingerido.

Cuando Ranma logro reaccionar del shock que lo invadió al verse tan cerca de ella, balbuceo unas cuantas silabas sin sentido que hacían la situación aun mas excitante pero todo esto ya se estaba saliendo de control, los sentimientos eran demasiado fuertes como para parar las cosas allí.

Akane deslizo sus manos alrededor del cuello de Ranma y acerco sus labios a los de él sellándolos en un tierno beso, Ranma quedo atónito ante la actitud de la chica pero los deseos que le carcomían por dentro lo dominaron completamente haciéndolo olvidar de lo que en su alrededor podía existir y rindiéndose casi inmediatamente.

Ranma apretó con su brazo aun mas a Akane contra él haciendo que ella soltara un pequeño gemido casi inaudible, pero el no le dio importancia y siguió con su trabajo, abrió un poco sus labios y profundizo el beso haciendo que Akane saltara al sentir esto pero ella cedió y se entrego a sus sensaciones, empezó a juguetear con la trenza de Ranma y éste con la mano que aun le quedaba libre abrió la puerta y comenzó a moverse hasta que entro a la habitación de su prometida y cerro la puerta tras él, esto a Akane le causo un poco de miedo pero se olvido del miedo en cuanto Ranma coloco su antes aun libre mano sobre el cuello de ella acariciándole el pelo haciéndola estremecerse.

El sentía como su pequeña diosa temblaba entres sus brazos y podía oír como su corazón palpitaba cada vez mas fuerte con cada caricia que ella le brindaba.

La situación se tornó mas tensa cuando Ranma abrió un poco mas la boca e introdujo su lengua en la boca de Akane, esto provoco que Akane reaccionare, ella sabia a donde iría a parar todo esto si uno de los dos no se detenía.

Ella puso sus manos sobre el pecho de Ranma y ejerció un poco de fuerza tratando de soltarse de él, pero en vez de afectarlo esto lo excitaba aun mas. Trato de pronunciar entre besos un “Ranma detente” pero fue inútil le no pararía hasta saciarse de ella.

Ranma soltó el rostro de ella y sujeto su cintura con ambas manos muy fuertemente contra él. Ranma sentía como a cada momento la temperatura de su cuerpo iba aumentando y sabia lo que esto implicaba pero su mente, su corazón y todo el estaba concentrado en la mujer que tenia en frente que tanto tiempo había deseado y que ahora por fin estaba en sus brazos.

El sentir las manos de Akane sobre su pecho rozándolo lo hacían estremecerse completamente, el acababa de descubrir que era cien por ciento cierto que el corazón podía mas que la razón. Esos apasionados besos que ella le estaba dando lo hacían perder por completo la razón, los estribos y la noción de lo que a su alrededor pudiera estar ocurriendo.

El comenzó a moverse lentamente hasta hacer chocar los pies de su prometida contra la cama, ella sabia cuales eran sus intenciones e intento una vez mas safarse de él pero nuevamente sus intentos fueron fallidos, con una grandiosa agilidad el tumbo a Akane sobre la cama y se coloco sobre ella con las rodillas apoyadas en el lecho para no aplastarla; fue entonces cuando Akane decidió con cabeza fría no complicar aun mas la situación y forcejeo para safarse de Ranma con toda la fuerza que le pudo salir pero Ranma fue aun mas fuerte y astuto, él tomo las manos de la joven y las aprisionó entre la cama y las manos de él haciéndole imposible a ella que se librase. Ranma se separo de los labios de Akane buscando sus ojos para poder mirarla, su mirada era atractiva una mirada que derretía a cualquiera, Ranma se acerco al oído de Akane y le susurro unas cuantas palabras que hicieron que a Akane se le pusiesen los pelos de punta al sentir el tibio aliento de Ranma tan cerca de su oído...

Ranma: no te preocupes no te pasara nada...

Luego fue hacia su otro oído...

Ranma: no sabes cuanto tiempo he esperado para tenerte así entre mis brazos y poderte decir cuanto te amo y te deseo, te necesito Akane, quiero que seas mía hoy y siempre, quiero poder ser el dueño de tus sentimientos, quiero hacerte temblar cada vez que te toque. Te amo Akane Tendo te amo y te deseo como nunca.

Estas palabras hicieron estremecer todo el cuerpo de Akane y así era imposible resistirse a sus sentimientos y a sus deseos porque ella tenia que admitir que igualmente lo deseaba y esas copas de mas que se había tomado le ayudaban a perder la voluntad. Akane estaba vencida y lo único que en ese instante podía hacer era rendirse y dejarse llevar.

Ranma comenzó a besarla de nuevo pero ahora lo hacia muy lentamente y había dejado de presionar sus manos contra la cama tan fuertemente como lo hacia antes reemplazando esto él entrecruzo sus dedos con los de Akane y se la apretaba gradualmente como si estuviera descargando algún dolor que pudiera sentir mientras que Akane le decía entre besos “yo también te amo Ranma, yo también te deseo y no me importa lo que hagas conmigo”.

Los deseos eran ya incontrolables sus respiraciones eran dificultosas, entrecortadas, la temperatura de sus cuerpos seguía subiendo parecía que no pararía nunca, sus corazones latían muy fuertemente.

Mientras la intensidad de los besos aumentaba Akane deslizó sus manos y se libero de las de Ranma y las poso sobre su cuello acariciándolo muy sensualmente, luego las bajo y comenzó a desabotonar la camisa de él y él le ayudo a quitársela, Akane puso sus manos en su pecho desnudo y lo acaricio provocando que Ranma se excitara mas. Entonces Ranma bajo a besarle el mentón y luego el cuello haciendo que de vez en cuando Akane dejara escapar uno que otro gemido por el placer que esto le provocaba, mientras hacia esto con sus manos fue desabrochando los botones de la blusa de Akane hasta despojarla de su prenda, fue entonces cuando Akane empujo a Ranma y lo tumbo acostado sobre su cama y ella se puso sobre el en la misma posición en que el estaba y comenzó a besarlo de la misma manera en que el lo hacia, esto sorprendió enormemente a Ranma, ese salvajismo de ella hacia que le gustase aun mas, ella puso sus manos sobre la cama a la altura de la cabeza de Ranma; cuando Ranma logro volver de sus asombro entendió que ella no se resistiría y procedió a acariciar sus piernas a subir lentamente la falda de Akane mientras que con la otra mano empezó a acariciarle los senos por encima de su sostén, su otra mano abandono la falda de Akane e igualmente prosiguió a acariciarla.

Mientras tanto Akane bajo a besar el pecho de Ranma, acariciar sus músculos contempló las cicatrices de los combates eso lo hacían mas atractivo para ella y siguió bajando hasta que la detuvo su pantalón, ella se lo quitó con gran habilidad dejando Ranma tan solo con sus bóxers y subió de nuevo a besar sus labios.

Como todo un experto Ranma le quitó el sostén a Akane y la giro para quedar nuevamente en la posición inicial, Ranma sobre Akane. Ranma volvió a besar su cuello de nuevo mientras acariciaba los senos de Akane y jugueteaba con sus pezones, luego fue paseando sus labios hasta llegar a los senos de ella, allí se detuvo y comenzó a besarlos con mucha ternura hasta saciarse, todo esto le causaba que Akane dejara escapar leves gemidos de sus labios, él siguió bajando hasta que su falda lo detuvo entonces le quitó la falda y prosiguió a besarle las piernas comenzando desde los pies y subiendo gradualmente hasta su ropa interior, paso su lengua por el borde de las pantaletas y la miro, Akane tenia los ojos cerrados y sus manos aferradas a la almohada, ella realmente estaba disfrutando esto y eso le agradaba a Ranma. El prosiguió, le bajo las pantaletas a Akane y las retiro, beso sus piernas hasta llegar a su intimidad, ese lugar tan preciado que era la gloria para Ranma... una vez ahí comenzó a besarla muy suavemente, paseo su lengua y empezó a abrirse paso entre los mojados pliegues de Akane, ella poso sus manos sobre los cabellos de Ranma y halo su cabeza hasta su clítoris, el lo lamió y lo beso hasta cansarse. Akane solo dejaba escapar leves gemidos, su respiración aumentaba cada vez mas así como los latidos de su corazón, ella temblaba sin razón y su piel se empezó a tornar en un rubor rosado, Ranma vio que ella estaba completamente rendida y que estaba llegando al clímax y le dio una pequeña mordida, ella dio un grito de placer y cerro sus piernas atrapando la cabeza de Ranma entre ellas y fue relajándose poco a poco. Ranma miro a Akane retorciéndose de placer y esbozo una sonrisa satisfecho por su trabajo. El acaricio con sus manos las piernas de ella hasta llegar a su cintura, poso sus manos sobre la cama y subió a besar sus labios muy tiernamente , Akane respiraba con dificultad al igual que él, su corazón latía con gran rapidez, los besos que Ranma le proporcionaba parecían calmarla.

Akane empujo a Ranma y lo alejo de ella, él la miro asustado y ella le sonrió picaramente, se le tiro encima y le susurro al oído “mi turno”, entonces ella beso su pecho bajando lentamente, él solo se dejo llevar se recostó y cerro sus ojos, su rostro parecía suplicar ayuda. Akane le quitó los bóxers a Ranma y acario con sus tiernas manos el bello púbico y siguió bajando hasta su objetivo, Akane tomo el miembro de Ranma entre sus manos y lo acaricio, para sorpresa de Ranma ella lo introdujo en su boca y lo lamió como quien lame una paleta y lo recorrió todo con su boca. Akane sonrió y miro a Ranma, quien estaba inundado en un mar de placer, apoyándose con los codos y con sus ojos aun cerrados, el gemía fuertemente y parecía que no aguantaría mas, entonces Akane se detuvo Ranma reacciono fuertemente, se levanto y la miro con una mirada que parecía matarla, ella solo río con un sarcasmo y una picardía que la hacían ver divina, pero lo que le había hecho no se lo podía pasar. Ranma tomo a Akane por la cintura, la tiro a la cama y se le abalanzo encima. Akane parecía asustada pero Ranma prosiguió y se le acerco al oído y le dijo “Akane Tendo me las pagaras”, palabras que asustaron aun mas a Akane, ella se aferró a la almohada lo mas fuerte que pudo; entonces Ranma se introdujo fuertemente en ella pero tratando de no lastimarla, Akane grito de dolor y se abrazo con fuerza a Ranma, él se comenzó a mover aumentando la velocidad gradualmente hasta que casi un segundo antes del orgasmo el se detuvo y salió de ella sin darle tiempo a reclamos, entonces Akane le grito un “Ranma” con una expresión de ira en la cara que asustaría a cualquiera menos a él.

Ranma solo atino a acercársele al oído y susurrarle...

Ranma: Lo siento mi princesa pero la venganza es dulce...

Y prosiguió con su cometido, Ranma se acomodo sobre ella de nuevo y Akane sabia que era lo que Ranma planeaba así que se preparo, se abrazo a el y respiro profundamente, antes de introducirse en ella nuevamente le dijo ...

Ranma: Te amo mi Akane preciosa.

El se introdujo con una fuerza brutal y Akane gimió con gran fuerza casi llorando y enterró sus uñas en la espalda de Ranma como si quisiera arrancarle la carne, Ranma se movía con fuerza y el orgasmo llego rápidamente haciendo que a Akane le salieran lagrimas de sus ojos, Ranma también comenzó a gemir fuertemente y parecía nunca querer acabar con esto... Poco a poco Ranma fue disminuyendo la velocidad y lentamente sus respiraciones fueron normalizándose y las sensaciones fueron reduciéndose, Ranma salió de ella y la miro con ternura, con una sonrisa encantadora, le acaricio el rostro y beso sus labios tan suavemente como una caricia...

Ranma: Te amo mi amor... y siempre te voy a amar.

Akane: Yo también te amo Ranma.

Y se quedaron dormidos abrazados...

Los primeros rayos del sol de la mañana cayeron sobre sus rostros, Ranma despertó y miro a Akane aun dormida... pero poco a poco abrió sus ojos y su primera aparición el rostro de Ranma.

Akane: Hola...
Ranma: Como amaneciste?

Akane: Después de una noche así contigo no podría estar mejor... ^_^

Ranma la abrazo por la cintura y la beso, esto le causo un escalofrío a Akane que le recorrió todo el cuerpo... Ranma comenzó a acariciarle todo el cuerpo provocándole a Akane que dejara escapar muy leves gemidos, cuando de repente...

Kasumi: Ya llegue familia!!!!!

Kasumi acababa de llegar y anunciaba su llegada con este gran grito que asusto a Akane y Ranma haciéndoles palpitar lo corazones que parecía que les daría taquicardia. Ranma y Akane se vistieron rápidamente y con gran agilidad y antes de bajar Ranma beso a Akane muy apasionadamente...

Ranma: Gracias por esta noche mi Akane.

Y se retiraron de la habitación a ver a la recién llegada... Kasumi

FIN

Bueno por fin se acabo y espero que les haya gustado, me costo trabajo hacerlo L así que me alegraría saber que opinan, además para seguir escribiéndoles mas J. Opiniones, observaciones y todo lo que quieras decirme (menos insultos, ni virus ¬¬) por favor escríbanme a: Sakurak_shao@hotmail.com

Gracias,

SAKURITA SAOTOME



Comentarios:

ivanna5852 19-12-2012 Notificar Abuso
muy bueno el lemon

LoveRanma 20-03-2013 Notificar Abuso
me encanto, Gracias, jajajajajaja sueñs reprimido xD fue muy lindo, ojala la kreadora de ranma leyera esto y lo hiciera :3

15-02-2016 Notificar Abuso


24-09-2016 Notificar Abuso


Escribe tu comentario:
Para poder comentar has de estar registrado