Home -> FanWorks
Hola Visitante   Registrate   Logueate
Información
Personajes
Capítulos
Ovas
Películas
El final
Cómic final
Imágenes
Música

Interactivos
Foro
Juegos

FanWorks
Fanarts
Fanfics

Downloads
Escritorio
Salvapantallas
Winamp skins

Momentos


Un rumbo diferente

sakurita saotome
Esta historia es un corto Fanfic; continuación, con un pequeño cambio, del capitulo titulado “Un estornudo de amor”, bueno por si no recuerdan a cual me refiero les haré un corto recuento: En este episodio Shampoo cocina unas bolas de arroz a las cuales hecha una sustancia que hará que Ranma actué como ella se lo ordene, el problema comienza cuando el efecto falla y en vez de que Ranma obedezca las ordenes de Shampoo, lo que hará será abrazar a todo aquel que estornude, al final Akane pesca un resfriado y como se han de imaginar los estornudos que trae un resfriado conllevan a una serie de situaciones graciosas y emocionantes entre Akane y Ranma, y aquí viene la parte del cambio, en una de esas situaciones Akane y Ranma están a punto de besarse pero la fastidiosa chinita (uuyyy como la odio!!!!) interrumpe el momento y nos daña la emoción a todos. Así que como podrán darse cuenta mi relato no tendrá molestosas chinitas interrumpiendo los momentos.

Imagínense lo que habría pasado si Shampoo no hubiera aparecido... bien pues esta es una de las tantas formas como pudieron haberse desenvuelto los hechos entre los dos.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ranma y Akane se encuentran completamente solos en el dojo Tendo mirándose fijamente a los ojos, Ranma sujeta los hombros de Akane con sus manos fuertemente hechizado a causa de la extraña sustancia que consumió junto con las bolas de arroz que preparo Shampoo.

Sus miradas se cruzaron por unos instantes, la verdad fueron unos cuantos segundos casi completo el minuto pero parecieron eternos; Ranma ejerció una leve fuerza sobre los hombros de Akane y la fue acercando a él muy lentamente, tan lentamente que ni siquiera podía notarse, su mirada se Intercalaba entre los ojos de ella y sus labios, su corazón latía fuertemente, tan fuerte que juraría que ella podía oírlo, al igual que el corazón de Akane; se acercaron tanto que podían sentirse sus alientos mutuamente. Ranma estaba concentrado en esa mirada tan tierna, tan débil, esos ojos que tenían un poder casi hipnótico sobre él, en sus labios, esos labios tan provocativos que lo atraían como imán, haciéndolo desear besarlos cada segundo con mas ganas y desesperación.

Akane se sumergió en un mar de infinitas ideas que rondaban su mente, sus ojos no paraban de ver los de Ranma e igualmente sus labios deseaban poseer los del chico, estaba confundida, no sabia si seguirle el juego o soltarse de él y correr hacia su habitación, en su corazón se mezclaban y confundían sentimientos de miedo, amor, deseo y desesperación; tembló y trago saliva al sentir como Ranma presiono sus manos contra su espalda, al sentir como la fue acercando a él. Así como estaba emocionada y concentrada en la situación, Akane también estaba muy débil por el resfriado, ella sentía como perdía fuerzas a cada instante... pero los sentimientos eran mas fuertes que esto y realmente se desentendió del asunto.

Akane y Ranma olvidaron su entorno, el mundo podía derrumbarse a su alrededor y ellos jamás se darían cuenta, Ranma empezó a acercar sus labios a los de ella con una expresión de inseguridad pero con un deseo único de querer ser dueño de esos labios que lo mataban, Akane por su parte sintió como un escalofrío recorrió su espalda al sentir el aliento de Ranma rozar sus labios. Faltaron tan solo un par de milímetros para que sus labios se unieran pero... el destino o alguna extraña fuerza superior no permitió que sucedieran las cosas, Akane cayo desmayada antes que Ranma pudiera siquiera rozar sus labios.

Ranma la sujeto en sus brazos y un gran susto le recorrió el cuerpo de pies a cabeza, Akane estaba muy débil debido a su resfriado y había caído desmayada a causa de éste. Ranma la tomo en sus brazos y la llevo a su habitación preocupado por lo que pudiera ocurrirle. Durante la hora y media que estuvo dormida en su cama miles de ideas cruzaron la cabeza de Ranma recordando aquel instante en que la tuvo en sus brazos, parecía tratando de contener sus impulsos cerrando sus ojos fuertemente cada vez que evocaba el preciso instante en que sintió sus aliento tan cerca de el y buscando el porque de la no tan grata jugada que el destino le había dado al hacer que ella se desmayara segundos antes de que sus labios se rozaran.

Hora y media después Akane despertó dejando entrever su confusión ante la situación y tratando de auto reponer fuerzas, Ranma se acerco a su lado y la sostuvo para que pudiera levantarse. Lo primero que Akane pregunto fue que le había sucedido pero en cuanto su mirada se dirigió al rostro de Ranma y se cruzo con la de él, se sonrojaron visiblemente recordando momentos pasados.

Ranma: Como te sientes?

Estas palabras rompieron el silencio que se formo entre los dos durante algunos instantes, además de tranquilizar a la confundida Akane quien se sintió en confianza al escuchar estas palabras...

Akane: Mucho mejor... gracias

Con una tierna sonrisa reflejada en su rostro y ya mas tranquila Akane respondió a la pregunta pero aun se asomaba un pequeño sonrojo en sus mejillas debido a la emoción y a la tensión que le provocaba el estar cerca de él.

Ranma: Tómate esto, te hará sentir mejor
Akane: Que es?
Ranma: Es una vieja medicina que papá consiguió en uno de los viajes por China

Ranma le paso un vaso con agua a Akane para que se tomara la extraña pastilla; una grandiosa sensación se produjo dentro de sus corazones al sentir el roce de las manos cuando él le paso el vaso a Akane, sus miradas se encontraron como anteriormente había pasado y no pudieron evitar formar ese silencio nuevamente... Ranma podía sentir las frías manos de Akane bajo las suyas y a ella le agradaba sentir el calor de las de Ranma sobre las suyas y al sentir como Akane trato lenta y disimuladamente de safarse de ellas Ranma ejerció mas presión sobre estas para no permitirle que lo hiciera, Akane lo miro asombrada sin saber como responder a la situación que la inquietaba. La mente de Ranma voló ante miles de ideas confusas que giraron en su mente al darse cuenta de lo que había hecho, era solo un impulso desde el fondo de su corazón el que lo había empujado a actuar así pero como arreglaba ahora la situación...

Ranma: Eh... tómala

De un golpe salieron esas palabras de la boca del joven como una única opción de deshacer la difícil situación que había creado antes de que se le escapara de las manos. Akane no tuvo mas remedio que soltar sus manos de las de Ranma y tomar la medicina no sin dejar de preguntarse ante la extraña decisión de Ranma...

Rápidamente Akane tomo la medicina y así mismo como sus manos se rozaron al entregar el vaso Ranma a Akane se rozaron al devolvérselo ella pero esta vez Ranma no dejo que sucediera lo mismo porque no tendría las agallas para controlar la situación como lo había hecho ya la primera vez.

Ranma tomo el vaso y salió de la habitación rumbo a la cocina según él a dejar el vaso pero en realidad necesitaba salir de allí para aclarar la mente y definir algunas ideas que le rondaban su cabeza...

Ranma: ‘Que me paso?, porque actué así?’

Preguntas como estas cruzaban la mente de Ranma confundido ante la anterior situación en el cuarto de Akane.

Ranma: ‘Pero... no puedo evitarlo, ella me pone así... debo controlarme’

Ranma era consciente de lo mal que lo ponía la chica cuando se encontraba cerca de ella y de lo descontrolado que se sentía cuando veía esa sonrisa en su rostro y esa mirada tan tierna que lo derretía sin saberlo.

Pero... en la habitación sucedía algo parecido y por la mente de la chica pasaban también ideas como estas; ella también se sentía fuera de lugar cuando él la miraba, le sonreía o la tocaba, simplemente era inexplicable lo que le hacia sentir el. Se le ponía la piel de gallina al recordar aquellos momentos en que la había puesto así y mucho mas al recordar lo que había sucedido horas antes en la sala, el acordarse de el tibio aliento de Ranma sobre sus labios la desconectaba de todo.

En esto entro Ranma con la mente un poco ya mas clara...

Ranma: Creí que estabas dormida...
Akane: No... solo pensaba...

Ranma se sentó a su lado en la cama y la miro como perdía su mirada entre las cobijas sin descubrir aun si las miraba o tenia su mente en otro lado, el mirarla así igualmente lo perdía del mundo y lo hacia entrar en una especie de shock pero antes de que se perdiera unas dulces palabras lo sacaron de su observación...

Akane: Ranma?
Ranma: Si dime...
Akane: Podrías hacerme un favor?
Ranma: Cla... claro dime que quieres Akane: Podrías decirme si tengo fiebre?

La verdad Ranma esperaba algo mas complicado pero lo que el no sabia era que a partir de esto se le complicaría la situación...

Ranma: Por supuesto...

Ranma poso su mano sobre la frente de Akane pero en cuanto sus dedos tocaron la delicada piel de la muchacha sintió que realmente no seria tan fácil como el creía, Ranma trago saliva, le provocaba escalofríos sentir esa tierna piel. Akane sintió que no había sido una buena idea pedirle tal cosa, su intención no era complicar la situación pero inconscientemente lo había hecho y la verdad no sabia si arrepentirse o no. Ranma acaricio su frente lentamente como contemplándola, ella sentía como un escalofrío recorrió su espalda al sentir esas dulces caricias sobre su rostro; Ranma bajo lentamente su mano por la mejilla mientras, sin darse cuenta, acercaba su rostro al de ella y de nuevo ocurrió ese momento mágico en que se perdieron del mundo y se concentraron uno en el otro. Su mano se deslizo suavemente por el rostro de Akane terminando sus dedos en el mentón de ella, mientras que Akane se perdía entre esos ojos azules de Ranma que siempre la habían dejado sin palabras, Ranma ejerció un poco de fuerza sobre el mentón de ella y lo levanto obligándola a acercársele tanto que sus alientos los podían sentir mutuamente desconectándolos de todo a su alrededor e impulsándolos a seguir adelante sin que nada ni nadie los pueda detener.

Ranma paseo su pulgar por los labios de Akane dejando entrever cada minuto mas el deseo de besarlos que se adueñaba de su interior, no pudiendo resistir mas Ranma acerco aun mas sus labios a los de ella, abriendo un poco su boca y con un último roce de su pulgar sobre el labio inferior la beso tierna, dulce y suavemente pero encerrando y descargando al mismo tiempo en el beso una pasión incontrolable que solo lograba calmar aquel beso. Por su parte Akane sintió un enorme vació en el estomago y un nudo en la garganta que no le dejaba respirar con facilidad, rápidamente Akane volvió en si cuando un sinfín de posibilidades, de lo que posteriormente pudiera ocurrir, cruzaron su cabeza al verse atrapada entre el deseo y la pasión incontrolable que le provocaba Ranma.

Akane: ‘No puede seguir!!!’

Akane retiro sus labios bruscamente de los de Ranma y busco sus ojos para poder mirarlo justo a ellos, el rostro de Ranma mas que emocionado era de asombro y se torno asustado al ver la expresión en los ojos de Akane, no podía entender porque ella había actuado de tal manera, quiso preguntar pero antes de que el pudiera decir algo ella se le adelanto...

Akane: Tengo o no fiebre...

Un suspiro reído salió de los labios de Ranma mostrando la inmediata tranquilidad y la gracia que le causaban las palabras de Akane. Igualmente le contesto en tono de mucha confianza...

Ranma: No para nada, no tienes nada de fiebre, estas mucho mejor... bastante

Ella esbozo una dulce sonrisa y él se la correspondió con una igual

Ranma: Oye... porque hiciste eso?
Akane: Que cosa??
Ranma: Tu sabes que... – Ranma le lanzo una mirada de malicia para hacerle entender que hablaba de su reacción anterior al terminar el beso.

Akane bajo su mirada hacia las cobijas en una actitud de vergüenza y reflexión, no supo que decir después de eso solo un “lo siento” muy débil. Seguidamente Ranma tomo su mentón con los dedos índice y pulgar y le sonrió tiernamente...

Ranma: No importa...

En la mirada y en la sonrisa que dibujo Akane se noto que comprendió que Ranma no le dio importancia a su “estupidez”...

Akane: Puedo pedirte otro favor?
Ranma: Por supuesto
Akane: Abrázame...

Ranma jamás pensó que Akane le pidiera una cosa así, ella era tan orgullosa y su orgullo no le permitía pedir algo así pero por lo que se había dado cuenta por fin, Ranma, había descubierto como tratar a Akane sin que ella se enojara. Ranma se arrimo mas a Akane y la rodeo con su brazo derecho recostándola sobre su pecho y allí se quedaron dormidos esperando que las cosas tomaran ... Un rumbo diferente.

FIN

Por fin termine con este Fanfic, vaya que me costo trabajo y no se porque L quizás sea porque como quitaron el canal donde trasmitían Ranma y ya no lo veo entonces perdí la concentración, ¡Dios! Estoy perdiendo inspiración, que horror! Creo que debo tomarme un tiempo con Ranma, bueno lo importante es que aquí tienen mi nuevo Fanfic y espero que les haya gustado. Ya saben escríbanme quiero saber su opinión, para mi es muy importante y además quiero conocer nuevos amigos, me refiero por supuesto a ustedes que siempre me apoyan leyendo mis historias, gracias espero sus mails. Byee!!



Comentarios:

sashita 17-05-2012 Notificar Abuso
ESTUVO ¡SUPER!! ME ENCANTO SOY UNA FAN DE ESTE ANIME Y MI ESPERANZA ES Q CREEN NUEVOS CAPITULOS DE ESTA SERIE FELICIDADES!!!!!!!!!!!!!!!!

Escribe tu comentario:
Para poder comentar has de estar registrado